La Unidad Principal

Miércoles, 16 Julio   

En la explotación de una empresa naviera, el buque constituye la unidad principal de su rendimiento, entendiendo como el lucro o diferencia positiva entre el ingreso y el gasto,
beneficio a que se aspira como resultado de la explotación.

Para conseguir el rendimiento óptimo es básica la utilización continuada del buque a plena capacidad de carga y máxima velocidad, evitando cualquier tiempo muerto, de manera que la «herramienta-buque» se mantenga en permanente producción, sea en puerto o en el mar, y al efecto es generalmente admitido que una vez descontado el tiempo de inmovilización del buque para reparaciones de mantenimiento usual, podrá ser utilizado durante 331 días al año, y en base a ese dato, el naviero efectúa un plan de explotación, que a modo de ejemplo, podemos suponer que venga referido al transporte de dos tipos de
mercancías, a tomar y entregar en idénticos puertos para su carga y descarga.